Domingo de resaca emocional.

Cuando eres brutalmente honesta y no tienes nada de lo que de arrepentirte.

Nada de nada, eso es sano.

Te haces responsable de tus palabras,de lo mucho o poco que has hecho por la otra persona.

Dices todo lo que has estado guardando  a esa persona que no ha sido capaz de esuchar.

Alivio,después de algunas lágrimas y sonrisas al  quedarte con lo bueno sólo queda lo amargo de la despedida que acaba asi:”te deseo lo mejor,gracias y…eso es todo lo que tenia que decir.”

Lo importante de decir las cosas a quien tienes que decirselas, de no callarte nada.

Miras por la ventana y hay niebla,vaho,poniendonos profundos es casi lo mismo, hasta que las gotas no se vayan mirar a través de ese cristal será complejo,hasta que decides abrir la ventana y dejar que el aire limpie el ambiente.

 

BWV.jpg

 

Anuncios

Luces borrosas.

Porque muchos tenemos esos días en los que nos cuesta dormir, o tenemos cosas que hacer y nos quedamos hasta las tantas despiertos, cansados.

Vamos dormitando, acabando de ordenar las cosas para no tener que hacerlo al día siguiente.

Dejando todo a mano para mañana.

Y miras por la ventana y te das cuenta de la ironía, de lo que hay fuera y de lo que hay dentro de tu casa.

Mientras los demás duermen e incluso roncan y tu estas acabando de apagar las luces del salón con el mayor sigilo posible,para no despertar a nadie, llama tu atención la vida que a deshoras de la madrugada existe fuera.

Coches, personas riendo con alguna que otra copa de más y semáforos que no descansan.

Bostezas y ves como poco a poco tus ojos te dicen que es mejor estar en la cama.Una noche cualquiera de tantas.

SONY DSC