Antes de que llegue el invierno.

Un paseo nocturno, acompañada de Kira y de los recuerdos de un día tranquilo.

Cuando el frío todavía era aguantable, me quedo por un momento mirando a mi alrededor y dejando que las luces de la ciudad roben casi toda mi atención mientras alguien me dejaba atrás.

Un silbido y volvió,nos fuimos directas a casa a dejar que nos invandiera el sueño.

Sin duda, fue un buen paseo.

 

 

BN.jpg

Anuncios