En un suspiro se fue Octubre y llego Noviembre.

“Retales de momentos que no consigo saber si los he vivido o me han vivido ellos a mi,

recuerdos, anhelos de detener el tiempo y dejarme enamorar por algún buen libro.

Demasiadas tonterías en mi cabeza como para saber en que día vivo,

emociones buenas y malas que consiguen noquear a mi habitual actitud.

Horas de pensar demasiado, minutos que se hacen largos por llorar demasiado,

sacar lo malo y olvidarse por unos segundos de todo lo bueno.

Me refugio en el frío que hace en la calle, dejando que la lluvia sea quien limpie mi rostro lleno de

tristeza, frutración y dolor.”

Todo esto surge sin más cuando alguien te hace daño y no tiene la menor idea, cuando decido callar y

vivir todas mis emociones sin buscar culpables más que mi propia tontería.

¿Curioso?Tal vez, al igual que todos tengo mis momentos.