Noches calurosas de verano en las que de repente llueve.

La Osa Mayor.

Y sin querer atrapé la Osa Mayor, después de mucha diversión de cumpleaños, terminamos la noche mirando al cielo y hablando poco pero hablando algo.

Sin duda fue una buena forma de decir “buenas noches”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s