Y a la mañana siguiente, con jet lag incluido, a descubrir la ciudad.

Fueron varias horas de andar y andar, sin saber dónde estabamos yendo, nos recomendaron algunos sitios y fuimos pero luego queriamos ver más.

Había varios puentes así que fue fácil, escoge uno, cruzalo y vuelve por otro, sube escaleras y gira, ect.

Es lo bueno, ir sin rumbo para conocer un nuevo lugar donde no has estado pero saber volver al lugar donde empezaste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s